¿Qué son?

No te voy a hacer la pregunta típica ¿Qué es una barbacoa?  … donde te contesto que ...es una parrilla con tapa...NO. Supongo, que, si estás aquí, sabrás lo que es una barbacoa, y lo que quieres es encontrar la mejor posible en calidad-precio.

 Intentaremos estar a la altura. Si pinchas aquí encontrarás las tres  barbacoas de carbón más valoradas de todo Amazon. 

 

¿Cómo funciona?

Lo bueno de la barbacoa de carbón es que, a la hora de asar, se está formando, llamémoslo circulo "vicioso", donde la grasa se cae sobre la brasa, que a su turno devuelve el humo sobre el alimento, a veces, molesto, pero que, gracias a ese humo, los alimentos se impregnan de sabor, olor y textura inconfundible. Por esto se recomienda el uso de este tipo de barbacoas en exteriores, en un espacio abierto. Son las más buscadas, por el precio más accesible y no solo. Hay una gran variedad de este tipo de barbacoas, fijas, con ruedas, pequeñas, grandes, con o sin tapa, … vamos que hay una para cualquier gusto o necesidad. Esto sí, …tiene que apasionarte cocinar con este tipo de aparatos, lo digo por el tiempo previo que necesitas para preparar la brasa, antes de colocar los alimentos. El humo es, también, un punto negativo, a la hora de cocinar. (tendrás la impresión que hueles a humo 2 días), pero, como he mencionado antes, los sabores son inconfundibles y merece la pena.

Encender la brasa, a veces, no es tarea fácil, pero hoy en día, tenemos un montón de accesorios, como encendedores de carbón o geles especiales para facilitar el encendido.
Así que si estas decidido a adquirir una te recomendamos seguir esta página, donde diariamente buscamos las mejores ofertas de barbacoas en Amazon y te las enseñamos con todo lujo de detalles.

 

Materiales

  En la mayoría de casos, las barbacoas de carbón están fabricadas con hierro fundido o acero inoxidable.

      Las de hierro fundido suelen ser esmaltadas, que resulta ser una capa protectora y se aplica por toda la superficie de la barbacoa. Lo malo de este tipo de material es que , mirándolo, se raya, y con el tiempo aparece óxido, así deteriorándose antes. Lo bueno, que son más baratas que las de acero inoxidable, pero  después de cada uso si se cuida correspondiente, puede durar igual de mucho que una de acero inoxidable.

      Por otra parte tenemos las de acero inoxidable o de hierro fundido, que puede durar toda la vida, sin ningún riesgo de oxidarse y/o deteriorarse, pero que, claro, son mas caras. Estos materiales son muy resistente al calor o a los golpes. 

 

Limpieza

  Pon un poquito de agua caliente en la parrilla, asegurándose de que esta apagada totalmente, espere unos 15-20 minutos. Deshazte del agua y vierte el agua de nuevo, pero esta vez algo más caliente. Con la ayuda del cepillo de metal se raspa por toda la para eliminar cualquier rastro de ceniza. A continuación, aplique el limpiador de grasa en toda la rejilla, o aceite de casa, el de toda la vida. Antes de hacer todo este proceso, cuando aun esta calentita, frotar con media cebolla toda la parrilla. Como decía mi abuelo: "mejor desinfectante no existe".

     Es recomendable que por lo menos una vez al año, cuando acaba el verano, y la barbacoa ya no se usa tanto, empapar bien la rejilla en vinagre, dejar 30 minutos, y aclarar bien. Engrasar de nuevo, y guardar.

asadores video.jpg

Video compartido de "Asadores mx"

Curar barbacoas

           Es muy importante hacer el curado de cualquier barbacoa nueva, ya que de esto depende si nuestro juguete aguantara muchos años. Cuando la compramos , la parrilla viene con una especie de capa protectora , que utiliza todos los fabricantes, lo que hace que, si no la curamos, el primer asado sabrá raro. Aparte de eso, se recomienda hacerlo por el simple hecho que la vamos a endurecer mas, haciéndola mas resistente, y por otro lado, nos aseguramos que la limpiamos de todas las impurezas que puede llevar.  

          El proceso es muy simple. Todo lo que tenemos que hacer es impregnarla de aceite de casa, por toda la superficie, sobre todo en la zonas donde mas se calienta. A continuación ponemos una capa fina de carbón, y la encendemos. Si lleva tapa no la cerramos. Se trata de que coja temperatura poco a poco. Después de unos 15-20 minutos desde que el carbón ya estaba en marcha a tope, añadiremos otra capa de carbón y colocamos las parrillas, y de paso, previamente también con una brocha, impregnamos de aceite. Cuando coge fuerza la segunda capa de carbón cerramos la tapa, abrimos las rejillas inferiores a tope, y las superiores una cuarta parte. No olvidemos, se trata de alcanzar máxima temperatura despacito, durante unas dos horas. Acabado el proceso, veras como las rejilla cambian de color, y es ahí donde ya puedes aprovechar para colocar algo de alimente sobre la parilla y disfrutar de un asado.